Evaluación en la era 2.0 (Parte I)

La educación  a distancia tiene sus orígenes hace muchos años atrás. Hay veces, y está un poco en nuestro imaginario, asociar educación a distancia con la educación online. No es parte de este post entrar en la historia de la EaD (la pueden ver en este prezi), pero si me parece mencionar algo que es interesante y que será el puntapié para este post. Muchos de los cursos que se brindaban otrora, por correspondencia, eran, por ejemplo cursos cortos de corte y confección o de mecánica, en donde en un par de meses uno obtenía el certificado. Aparecieron muchos cursos que no eran para nada serios, haciendo que la EaD cayera en un cierto desprestigio, sumado también a un sentimiento de desconfianza. Dentro de esta desconfianza están también la credibilidad de las evaluaciones.

Hoy nos encontramos ante una nueva realidad, totalmente diferentes. Universidades de grande prestigio (como la UNED o la UOC) imparten sus cursos mediados por las nuevas tecnologías, TIC o tecnologías emergentes. Desde cursos pequeños hasta Doctorados, y me parece que su reputación no se pone en duda.

El tema evaluación siempre ha sido un tema debatido. Tal como se menciona en el libro “Aprobar oAprender”: “La evaluación convierte la “enseñanza” en “educación”, la “instrucción” en aprendizaje”, y este en “desarrollo personal”.

Debemos ser conscientes que éstas tecnologías están cambiando totalmente los escenarios, de cómo enseñamos y de cómo aprenden nuestros alumnos, por eso el cómo evaluar también debe ser repensado.

¿Qué es la evaluación?

“La evaluación es un término general que incluye una amplia gama de procedimientos que se usan para obtener información sobre el aprendizaje del estudiante y la formación de juicios de valor sobre el proceso de aprendizaje” (Fuente: TACCLE Manual)

Por un lado debemos diferenciar a la evaluación del aprendizaje y la evaluación para el aprendizaje. En este post, nos vamos a centrar en la segunda.

El uso de estas tecnologías emergentes ha cambiado la forma de aprender, y también de enseñar, pero, en este marco, también es necesario cambiar las formas de evaluación.

¿Qué se busca en una evaluación?

Autenticidad: Esto quiere decir que las diferentes evaluaciones deben marcar una coherencia con la realidad, deben estar adaptadas al contexto. Por ejemplo, se les puede pedir que investiguen sobre un tema a través de páginas web que ellos elijan y luego la compartan en Delicious o Scoop.it, o también se puede plantear una actividad con una Webquest. 

Interactividad: En este sentido se busca una mayor dinámica entre el docente y el alumno, en donde el alumno tenga la posibilidad de desarrollar su metacognición, lo que sin lugar a duda será una herramienta muy enriquecedora tanto para el docente como para el propio alumno. También se puede realizar una evaluación entre pares, lo que enriquece aún más esta actividad. Algunas herramientas que nos pueden ser de utilidad: Blogger, WordPress, Wikispaces, Moodle y Twitter.

Multidimensional: Cuando se hace referencia a este término, la idea es poder lograr que nuestros alumnos deban recurrir a diferentes formas de conocimiento, y no solo apuntando a la comprensión cognitiva. El realizar actividades como entrevistas, vídeos realizados por ellos mismos, entre otros, le dará una mirada diferente a la evaluación. Luego, estas actividades pueden ser compartidas por los propios alumnos en algún blog o wiki. Para la edición de vídeos, les recomiendo el editor de YouTube, el cual es muy sencillo de usar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s